sl 8En la experiencia educativa de Don Bosco, de Madre Mazzarello y en la tradición del Instituto el don carismático se expresa en un estilo de vida que lleva «impreso un fuerte impulso misionero». La misión salesiana privilegia la educación de quien se encuentra en situación de pobreza y de riesgo; por esto compromete a todos los que se implican en promover la formación integral y asume una especificidad que se hace, en la escuela de María, presencia que colabora con el Espíritu Santo para hacer crecer a Cristo en el corazón de los jóvenes y de las jóvenes.

La Pastoral Juvenil del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, es la realización concreta de la misión educativa. Es nuestra manera típica de expresar la atención de la Iglesia hacia los jóvenes, situados en un lugar y en un tiempo. Tiende al crecimiento integral de la persona y educa al compromiso por una ciudadanía activa. Es una práctica que pone en relación la acción educativa y la acción evangelizadora porque pone a Cristo como referente fundamental para la construcción de la personalidad y para el discernimiento de los valores humanos y culturales del ambiente. (LOME Nº 3 y 4)